Enfermedades de los ojos
Inicio | Conjuntivitis | Lentes progresivas | Lentes de contacto | Glaucoma | El ojo seco | Orzuelo | Degeneración macular asociada a la edad (dmae) | Síndrome (SVI)

Lentes de contacto

Las lentes de contacto son una alternativa más para la compensación de los defectos visuales como la miopía, la hipermetropia, el astigmatismo e incluso la vista cansada o presbicia.

Algunas ventajas:
Más amplitud del campo visual que el de las gafas.
Mayor libertad de movimiento para actividades laborales, deportivas, etc.
Mayor comodidad (elimina el peso de las gafas)..

 

Las lentes de contacto se colocan directamente sobre el ojo, apoyadas en la córnea, por lo que deben ser cómodas para el usuario y no producir efectos perjudiciales en el órgano de la visión. En este sentido, resulta fundamental seguir las indicaciones de tu profesional en el cuidado de la visión en cuanto al uso y cuidado correcto de las lentes y productos de mantenimiento, incluyendo el estuche portalentes.

Para evitar el desarrollo de problemas oculares, como úlceras corneales que pueden conducir a la pérdida de visión, es muy importante llevar a cabo un conjunto de medidas de limpieza de las lentes.
Establecer un programa de higiene para el manejo de las mismas te será de gran ayuda. Debes saber que los gérmenes dañinos sólo pueden ser eliminados mediante la limpieza, aclarado y desinfección.

La higiene de las lentes de contacto es fundamental para evitar la aparición de infecciones y problemas oculares como la úlcera de la córnea. Estas indicaciones para un buen mantenimiento y limpieza incluyen también al estuche portalentes

lentes de contacto

Antes de manipular las lentes, lava y aclara las manos a conciencia con un jabón neutro. Para el secado, utiliza una toalla que no deje pelusa. No utilices cosméticos a base de aceite, jabones que contengan crema, lociones o cremas antes de la manipulación de las lentillas; es preferible usar cosméticos a base de agua que suelen provocar menos daños en las lentes. Además, cuando utilices laca para el cabello u otros aerosoles, mantén los ojos cerrados.
Para el lavado de las lentes de contacto utiliza soluciones de mantenimiento no caducadas y nunca emplees únicamente solución salina para su conservación, pues no protege las lentes de la contaminación pudiéndose producir una infección ocular.

El cuidado del estuche
Recuerda no utilizar nunca el agua del grifo para aclarar tu estuche porta lentes. Dado que puede ser una fuente de bacterias, después de su uso debes vaciarlo, lavarlo y aclararlo con soluciones estériles recomendadas y secarlo a temperatura ambiente. Al mismo tiempo, es conveniente reemplazarlo regularmente.

Problemas con las lentes
Debes extraer tus lentes de contacto inmediatamente ante alguno de estos síntomas: Irritación, escozor o picor en el ojo; humectación excesiva, secreción del ojo inusual o enrojecimiento; visión borrosa, sensación de arco iris o halos alrededor de objetos; o lentes menos cómodas que cuando las colocaste por primera vez. Si el problema persiste una vez reemplazada la lente, sería conveniente consultarlo con un profesional.

 

 

 
 
 
 
 
 
 

Inicio
Conjuntivitis
Lentes progresivas
Lentes de contacto
Glaucoma
El ojo seco
Orzuelos
Blefaritis
Degeneración macular asociada a la edad (dmae)
Síndrome visual informático (SVI)
 
Otros productos
Seguros
Ferias, congresos, exposiciones y conferencias
Búsqueda oftamologos
Noticias varias - 1 - 2
 
 
 
 
Deportes acuaticos
Holanda
Apositos
Tipos de diabetes
Tratamiento cabello
Taladros
Republica dominicana

 
 
 
 
Uso de Cookies
x
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para analisis, contenido personalizado y publicidad. Si continua en esta página web, consideramos que acepta su uso. Más información