Enfermedades de los ojos
Inicio | Conjuntivitis | Lentes progresivas | Lentes de contacto | Glaucoma | El ojo seco | Orzuelo | Degeneración macular asociada a la edad (dmae) | Síndrome (SVI)

Conjuntivitis

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva (la membrana mucosa que reviste la superficie interna de los párpados y que se repliega sobre la parte libre anterior del globo ocular). El nombre de conjuntiva que recibe esta membrana procede del “fondo de saco” de la misma que “conjunta” (o sea que une) la superficie interna de los párpados con el globo ocular.

 

Esa inflamación de la conjuntiva es provocada por causas muy diversas, endógenas o exógenas, de tipo infeccioso, viral, parasitario, tóxico, alérgico o de cualquier otra causa. En casi todos los tipos de conjuntivitis existen unos síntomas que son habituales o comunes a todas ellas: el ojo aparece con lagrimeo y con secreción de calidad y cantidad diversa que puede pegar los párpados entre sí, sensación de arenilla y enrojecimiento uniforme. A pesar de todo ello la visión no está modificada (salvo por presencia de la secreción dentro del ojo), las pupilas son iguales y reaccionan bien a la luz y el tono ocular es normal.

conjuntivitis

La conjuntivitis puede ser bacteriana (con secreción mucopurulenta), vírica (con edema palpebral, lagrimeo) o alérgica (picor y escozor intenso). Como es lógico cada tipo de conjuntivitis necesita un tratamiento específico, de ahí la importancia de acudir al médico para un diagnóstico correcto. Así la bacteriana, la mayoría de las veces, requiere antibióticos, la vírica algún antiinflamatorio y la alérgica normalmente el uso de antihistamínicos.

Tratamiento conjuntivitis

CONJUNTIVITIS CATARRAL
Suele ser de aparición brusca, bilateral (ambos ojos) e intensa fotofobia, ojo enrojecido, con una secreción que al principio es acuosa y después mucosa y mucopurolenta. Dejada a su suerte, dura unos 15 días y mediante tratamiento en 4 ó 5 días.

CONJUNTIVITIS TRAUMÁTICA
Los arañazos y los golpes facilitan la sobreinfección de la conjuntiva.

CONJUNTIVITIS VIRAL
Son muy frecuentes este tipo de conjuntivitis que son provocadas generalmente por adenovirus, con menos legañas que las bacterianas pero con el riesgo de posible afectación corneal dolorosa. Extremadamente contagiosa pueden llegar a provocar pequeñas epidemias en familia o colegios a través del contacto con las secreciones, por lo que se hace necesario prevenir posibles contagios evitando (entre otras cosas) el uso de la misma toalla y el lavado frecuente de las manos tanto del paciente como del resto de las personas de su entorno.

CONJUNTIVITIS ALÉRGICA
Se describen tres subtipos: aguda, estacional y perenne. Siendo la más común la típicamente estacional, produce sintomatología clínica muy diversa (picor, escozor, legañas acuosas) y su inicio puede ser más o menos agudo dependiendo de la sensibilidad al alérgeno. Según los países varía el alérgeno culpable (abedul y gramíneas en norte de Europa; ambrosía y gramíneas en los americanos; gramíneas olivo, ciprés y parietaria en los mediterráneos, etc.)

conjuntivitis-alergica

Como síntoma más común e importante es el picor ocular al que a veces se suma la sensación de quemazón, lagrimeo, eritema conjuntival y edema palpebral de diversa intensidad que aumenta al efectuar frotación sobre los párpados con enrojecimiento. El tratamiento consiste en eliminar, si es posible, el alérgeno y desensibilizar al paciente.

Tratamiento conjuntivitis alérgica

El uso de colirios antihistamínicos mitiga mucho los síntomas molestos y acostumbran a ser suficientes si no se produce alguna sobreinfección o se hace necesario el uso de corticoides.

CONJUNTIVITIS BACTERIANA
Es la conjuntivitis más común y puede ser producida por gran variedad de bacterias (S. aureus, neumococos, Haemophilus…) El lagrimeo en estos casos adquiere un tono amarillo-verdoso llegando a pegar la legaña los párpados sobre todo después de la noche durmiendo. Son muy contagiosas y normalmente requieren tratamiento antibiótico específico para erradicar el agente infeccioso (colirio y/o pomada) y en algunos casos antiinflamatorio. Aunque a los 3 ó 4 días se observa mejoría generalmente se cura entre una semana y diez días de tratamiento. En caso de sumarse afectación del párpado (orzuelo, por ejemplo) se recomienda el uso de compresas calientes durante 10 minutos, tres o cuatro veces al día.

CONJUNTIVITIS POR CUERPO EXTRAÑO
La penetración en ojo de algún cuerpo extraño (en un día de aire, polvo, arenilla, etc.) y un uso inadecuado de las lentes de contacto o lentillas, o si no se han desinfectado correctamente, facilita la penetración de microbios causando conjuntivitis.

 

CONSEJOS:
En la utilización del tratamiento prescrito por el médico es importante seguir unos consejos básicos:
- Se deben utilizar gasas estériles (mejor que los pañuelos de papel o la torunda de algodón) evitando así el contacto directo con las manos
- No se deben compartir los colirios, pomadas o ungüentos entre varias personas
- Al aplicar las gotas o pomada oftálmica, la punta del envase NO DEBE TOCAR el ojo ya que se contaminaría. Si queda resto en la punta del tubo limpiar con una gasa estéril.


 

 
 
 
 
 
 
 

Inicio
Conjuntivitis
Lentes progresivas
Lentes de contacto
Glaucoma
El ojo seco
Orzuelos
Blefaritis
Degeneración macular asociada a la edad (dmae)
Síndrome visual informático (SVI)
 
Otros productos
Seguros
Ferias, congresos, exposiciones y conferencias
Búsqueda oftamologos
Noticias varias - 1 - 2
 
 
 
 
Deportes acuaticos
Holanda
Apositos
Tipos de diabetes
Tratamiento cabello
Taladros
Republica dominicana

 
 
 
 
Uso de Cookies
x
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para analisis, contenido personalizado y publicidad. Si continua en esta página web, consideramos que acepta su uso. Más información